La Opinión San Nicolás – A los cachetazos de la crisis, una entidad le pone la otra mejilla