La Opinión San Nicolás – El día que sin jugar Del Potro pegó el grito más fuerte